En los últimos años, el auge del turismo rural ha determinado la necesidad de una especialización. Se hace necesario ofrecerle al viajero algo más que un alojamiento. Es preciso mostrar una forma de vida, una cultura, una gastronomía. En esta línea el enoturismo es un perfecto exponente. Pocos productos se encuentran tan vinculados a la cultura de un pueblo como es el vino. Sin duda, la comarca del
Ribeiro responde a las exigencias de cualquier viajero avezado: importante riqueza paisajística, monumental y cultural, posibilidad de practicar deportes náuticos en el cercano embalse de Castrelo de Miño, abundantes fuentes termales y balnearios, profusión de bodegas, tanto de gran tamaño como pequeñas bodegas tradicionales, magníficas condiciones climatológicas……………

En este entorno, nace

CASAL DE ARMÁN ENOTURISMO

Desde el alto de O Cotiño (Santo André – Ribadavia), el complejo enoturístico Casal de Armán preside majestuosamente el valle del Ribeiro del Avia. A sus pies, la vieja Rectoral del siglo XVIII, el pueblo de Santo André. Al frente, Sampaio, Ribadavia, la aldea de San Cristovo, las riberas del Avia… En la lontananza, el San Roque de Beade, Vieite … Incluso el perfil inequívoco del conjunto megalítico de Pena Corneira se divisa desde los jardines del Casal.